top of page

Campamento "Matías Sandoval" 2018.
Campamento de bienvenida a 2° ciclo a estudiantes de 5° año básico

Este viernes 9 de marzo se realizó con éxito nuestro tradicional campamento para estudiantes de 5° básico, el que tiene como objetivos fortalecer los lazos de amistad y convivencia escolar de nuestros estudiantes, conocer a sus nuevos profesores y que estos (estudiantes y profesores) se conozcan con mayor profundidad, todo esto en el marco del Proyecto de Vida de nuestra escuela.

Esta entretenida actividad se llevó a cabo en el camping Quimey Hueney, ubicado en Labranza, hasta donde llegaron, a pesar de la lluvia, nuestros estudiantes de 5° año y 10 profesores, quiénes disfrutaron de dos días llenos de actividades, comida y muchas experiencias que sin lugar a dudas enriquecerán la vida de niños, niñas y profesores.

El primer día nos recibió con lluvia, pero esto no mermó las ganas de nuestros niños y niñas, quiénes después de armar sus carpas y almorzar, no dudaron ni un segundo en ponerse los trajes de baño y aprovechar la piscina y el tobogán que estaba para ellos solos. Luego de bombitas y chapuzones, se pusieron ropa seca y a tomar once. Posterior a esto, vinieron los juegos grupales, se organizaron en equipos y en compañía de sus nuevos profesores intentaron dar lo mejor de cada uno para completar con éxito las actividades.

Finalizando ese día, como la lluvia había sido muy intensa, se optó por dormir en el refugio que estaba preparado para la ocasión, así, todo el curso se reunió a escuchar historias y luego a dormir para reponer energías para el segundo día.

El sábado amaneció sin lluvia, pero nublado y algo de frío, el que combatieron con actividades recreativas y la infaltable “pichanga” donde midieron fuerzas niños y profesores versus niñas y profesoras, el resultado nadie lo recuerda, pero si la bonita experiencia de haber compartido todos juntos entorno a un balón. Luego, antes del almuerzo, realizaron algunas actividades de trabajo en equipo mientras el cocinero de turno terminaba su labor. Mientras jugaban y casi sin darse cuenta, las nubes desaparecieron y el sol brilló con fuerzas invitándolos a darse los últimos chapuzones en la piscina. Ahí estuvieron hasta que llegó la hora de la ceremonia de cierre, donde disfrutaron de ricos completos y se eligió al mejor compamentista, quién se hizo acreedor de una medalla, la que en esta ocasión llegó a las manos de la señorita Soraya Ulloa Vegas, quién se destacó por su participación, solidaridad, proactividad y entusiasmo en toda la jornada, además de la medalla, se llevó un gran aplauso de todos sus compañeros, quiénes, antes de escuchar el nombre de Soraya ya anticipaban que ella sería la ganadora.

A las 17:30 hrs cerraron las puertas del refugio y comenzaron el viaje de regreso a sus casas, con los bolsos llenos de nuevas experiencias para contar en sus hogares y con una nueva visión de sus profesores para enfrentar el año 2018 llenos de energías y entusiasmo para ser cada día mejores.

Agradecemos la confianza de nuestros apoderados por confiarnos la responsabilidad de cuidar a sus niños y niñas y poder concretar esta actividad con éxito.

La primera actividad, establecer el campamento.
Probablemente era la primera vez que armaban una carpa y lo lograron trabajando en equipo.

Como peces en el agua. Felices de disfrutar de la piscina y el tobogán con el que cuenta el camping.

Con las manos en la masa. Los profesores en labores de cocina, ayudando a la cocinera en la preparación de las sopaiillas.

Actividades grupales. Los niños y niñas podían participar en juegos guiados por el profesor de educación física y también de juegos de mesa junto a algunos compañeros.

Salió el sol. El sábado nos acompañó el sol y mucho calor, ideal para disfrutar del agua junto a los compañeros.

Mejor Campamentista. Soraya Ulloa se llevó la medalla y el reconocimiento de sus compañeros y profesores.

bottom of page